Familiares de Prichard Colón reclaman justicia con millonaria demanda

0
96

Angustiados por la difícil situación por la que atraviesa su hijo, los padres del ex púgil boricua Prichard Colón, Richard y Nieves Colón, presentaron la semana pasada una demanda en contra del médico y los promotores del cartel en el que el prospecto boxeador vio acción hace dos años y del cual terminó en estado comatoso.

Colón (16-1, 13 KO’s) enfrentó el 17 de octubre de 2015 al veterano boxeador estadounidense Terrel Williams en Virginia. El boricua se quejó durante el combate de dolores en la parta trasera de la cabeza producto de los constantes goles de conejo (rabbit punch) que recibió.

Sin embargo, se le ordenó continuar con el combate. Luego del encuentro, Colón sufrió de convulsiones y, al ser llevado al hospital, se le diagnosticó sangrado cerebral. El cuadro clínico se complicó aún más hasta que el púgil finalizó en estado comatoso persistente, conocido también como estado vegetativo.

Según la demanda, la cual reclama una indemnización de $50 millones, el árbitro encargado del encuentro, Richard Ashby, ignoró a Colón, quien se quejó de mareos y de dolor en la cabeza, además de acusarlo de no tener la preparación necesaria para trabajar en el combate, entre otros reclamos.

La acción legal va, además, en contra de los promotores del evento: Barry Hunter, de Headbanger’s Promotions, y Lou Di Bella, de Di Bella Entertainment, Inc. por no proteger la salud de los boxeadores.

Luego de varios meses en distintos hospitales, Prichard se encuentra bajo el cuidado de su familia desde el 2016, pero requiere de cuidado constante y de costosos tratamientos tratamiento.

“La situación de ellos es muy difícil. La familia, padre y madre, tienen que cuidar a Prichard las 24 horas del día y eso lo hace más difícil”, sostuvo el abogado de la familia, Ari S. Casper, en conversación con el diario Primera Hora.

“El doctor dijo que Prichard está en un estado vegetativo persistente. Lo único que puede hacer por cuenta propia es respirar”, agregó Casper, un abogado especializado en defender pacientes con daños cerebrales.

La compensación solicitada -$50 millones-, según el documento, tienen como fin cubrir los costos para el cuidado del e púgil, de 24 años, así como compensar los daños emocionales por los que ha atravesado toda la familia.

“Por la negligencia del Dr. Ashby, Prichard padece de dolores y de sufrimiento. Perdió su habilidad de conseguir un empleo que le genere ingresos, sufrió lesiones que le cambiaron la vida y requerirá cuidado las 24 horas del día por el resto de su vida”, resume el documento de 12 páginas.

La demanda también señala que los promotores fallaron en el protocolo para prevenir sangrado cerebral, en detener el combate una vez Colón sufrió daños y en asegurarse que el árbitro estaba cualificado. Según Casper, Ashby era médico generalista y no especialista.

El caso de Prichard Colón provocó que el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) creara una nueva regla que lleva su nombre para reducir los golpes de conejo en peleas que sean sancionadas por esa organización.

Se desconoce cuándo se verá la demanda en los tribunales.

es-us.deportes.yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here