“La asesina de Jenny no actuó sola”; asegura su madre

0
107

Boca del Río, Ver.- Carmen Velasco, madre de Jenny Judith Seba Velasco asesinada para robarle al bebé que esperaba no cree que Brianda N, presunta asesina de su hija haya actuado sola.

Pide se investigue a fondo el crimen de la joven asesinada en Alvarado el pasado 3 de abril.

En entrevista en el DIF Municipal de Boca del Río durante la entrega de la bebé Jenny del Milagro, asentada este día en el Registro Civil de Boca del Río, Carmen Velasco expresó “Yo pienso que no, porque yo no creo que las cosas, lo que le hizo a mi hija no creo que lo haga sola”.

Deben ampliarse las investigaciones pues no está de acuerdo con lo ocurrido y el engaño de que fue víctima la joven de 23 años, quien se fue con su asesina del Hospital de zona del IMSS en Lerdo de Tejada a recoger ropa para su bebé que estaba por nacer.

“Quiero justicia porque me engañó una señora que le iba a regalar unas ropitas y yo me confié”.

Recordó que a pesar de que le dijo a su hija que no fuera con Brianda N, la misma decidió hacerlo.

Los abuelos de Jenny del Milagro recibieron además de la bebé, su acta de nacimiento y cartilla de vacunación, diversos donativos enviados por personas altruistas que al conocer la tragedia decidieron llevar desde leche y pañales hasta cuna y carreola para la recién nacida.

Este martes la bebé fue registrada como Jenny del Milagro Seba Velasco.

La recién nacida fue robada del vientre de su madre en la comunidad de Ciénega del Sur del municipio de Alvarado.

La bebé fue entregada apenas este martes a sus abuelos maternos, luego de que su madre, Jenny Judith Seba Velasco originaria de Lerdo de Tejada, falleció cuando le practicaron una cesárea forzada, ilegal, que la desangró hasta quitarle la vida.

Miriam Jiménez García, procuradora de la defensa del menor y el adolescente del DIF Municipal de Boca del Río señaló que la pequeña está completamente sana.

La misma permaneció a resguardo del DIF desde que fuera entregada a las autoridades por los padres de la presunta asesina, Brianda N, quien también fuera llevada al ministerio público por sus progenitores, como corroboró el pastor de la iglesia evangélica Monte Horeb en Alvarado, a la que pertenecen, Felipe Peña Molina.

La abuela de la bebé coincide con vecinos de la presunta asesina, Brianda N, en el sentido de que la misma no actuó sola.

Brianda N había dicho a su pareja y a familiares que estaba embarazada y al acercarse la fecha del nacimiento necesitaba un bebé que decidió arrancar del vientre de su madre.

Sin embargo los padres de la joven decidieron entregar al bebé y a su hija a las autoridades como confirmó el pastor de la iglesia evangélica a la que los mismos pertenecen en Alvarado.

Del presunto cómplice, supuestamente un enfermero del hospital de Lerdo de Tejada, las autoridades ministeriales no han informado nada.

Cambio Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here