AMLO dice que “oficialmente” México ya no está en guerra contra el narcotráfico

0
181

 El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la guerra de México contra el narco se acabó.

“No hay guerra, oficialmente ya no hay guerra”, dijo el presidente de México este miércoles en su comparecencia diaria ante los medios de comunicación desde Palacio Nacional, la sede de gobierno del gobierno mexicano.

“Nosotros queremos la paz, vamos a conseguir la paz”, agregó.

La declaración la hizo cuando una periodista le preguntó que a cuántos líderes de carteles habían sido detenidos en lo que va de su presidencia, y AMLO le respondió que ninguno porque la estrategia del gobierno para detener capos del narcotráfico había cambiado.

“No se han detenido a capos, porque no es esa nuestra función principal”, dijo López Obrador este miércoles. “La función principal del gobierno es garantizar la seguridad pública, ya no es la estrategia de los operativos para detener a capos”.

Según él, en temas de orden público su gobierno lo que busca es aumentar la seguridad y disminuir el número de homicidios diarios.

“Eso es lo que me importa, el bajar el número de homicidios, bajar el número de robos, el que no haya secuestros. Eso es lo fundamental, no lo espectacular. Se perdió mucho tiempo en eso y no se resolvió nada”, dijo el mandatario mexicano sobre la lucha contra el narco.

Las declaraciones del presidente llegan poco después de que un informe de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de México en el que se muestran el aumento de la violencia en ese país en 2018.

Según el reporte, en 2018 se reportaron 33.341 homicidios. La cifra es un 15% más alta comparada con la de 2017, cuando se registraron 28.866 homicidios en el país.

La guerra contra el narco en México

Muchos de esos homicidios de 2018 estuvieron vinculados con violencia de carteles de la droga. El gobierno de México ha estado en una lucha frontal contra el narco desde 2006, en cabeza del presidente Felipe Calderón.

Al mismo tiempo, los carteles de la droga han luchado entre ellos por el control del territorio. Muchas partes del oeste de México, incluyendo los estados de Guerrero, Jalisco, Sinaloa y Baja California Sur, se han visto afectados por la violencia narco.

Esta guerra inició en 2006 cuando el presidente Calderón desplegó más de 6.500 soldados mexicanos al estado de Michoacán para enfrentar a los narcotraficantes. Solo en las primeras semanas de esta se registraron 62 muertos.

Más adelante, Calderón continuó desplegando más militares como parte de su lucha contra el narco en más estados, haciendo importantes capturas de capos, como Alfredo Beltran Leyva, líder del cartel Beltrán Leya en enero de 2008, y un año antes, en 2007, la de Osiel Cardena Guillén, supuesto líder del Cartel del Golfo.

Pero también se han producido miles de muertes: para 2011 el gobierno ya contabilizaba el asesinato de más de 34.000 ciudadanos por la guerra contra el narco y para finales de 2017 ya se sumaban 175.000 asesinatos y 33.513 desapariciones.

En su rueda de prensa de este miércoles, López Obrador dijo que su objetivo era bajar el número de asesinatos en el país y dijo sentirse “muy satisfecho” porque según registros del gobierno, el pasado martes se registraron “solo 54 homicidios”, dijo él, y el promedio diario es de 80.

“Son otros tiempos”

Este jueves, AMLO se volvió a referir a los acuerdos “con quienes se dedican a la delincuencia” y dijo que el cambio de la estrategia es que “son otros tiempos”.

“Lo mejor es que se entienda que son otros tiempos, que hay opciones, hay alternativas, se está regresando la movilidad social que se perdió. Ese es un objetivo”, dijo sobre los acuerdos.

“Yo por eso hago un llamado a que todos nos portemos bien, ya dijimos ayer y no hacía falta expresarlo, no queremos la guerra, queremos conseguir la paz y sabemos que la paz es fruto de la justicia y se va a lograr poco a poco”, puntualizó el presidente de México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here