Revelan que se desviaron 350 mdp de la SEV para comprar propiedades de Duarte

Política
Typography

El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, ordenó desviar 350 millones de pesos de recursos federales transferidos a la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), a dos empresas fachadas para la compra de propiedades y gastos personales.

Durante la audiencia en contra de Javier Duarte de Ochoa, este miércoles en el Tribunal Quinto de Sentencia, de Guatemala, donde se encuentra detenido, se leyó la acusación del gobierno mexicano y se reveló la investigación que desde hace meses la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público realizó en contra del ex gobernador.

Con el testimonio de Alfonso Ortega López (quien buscaba oportunidades de negocio para invertir el dinero desviado), y José Juan Janeiro Rodríguez (encargado de realizar los pagos y transacciones), se logró revelar la red de complicidades del gobierno de Javier Duarte para desviar recursos de fondos federales.

Ortega López reveló que en 2013 creó empresas fachada como: Terra Urbanizaciones y Desarrollo Inmobiliario, SA de CV, y Consorcio Brades, SA de CV, través de las cuales compró 21 parcelas con costo de 20 millones de pesos en Campeche.

Además durante el año 2015, se crearon otras empresas como: Diseñadores Arquitectónicos Melvan, SA de CV, Diseños Arquitectónicos Alín, SRL de CV, Mexican Heltyn Service, H20, SA de CV, donde se transfirieron recursos provenientes de la Secretaria de Educación de Veracruz (SEV), que fueron destinados en parte para fondear por conducto de las personas morales a las empresas Terra Urbanizaciones y Desarrollos Inmobiliarios, SA de CV, y Consorcio Brades, SA de CV.

Otro de los testigos, José Juan Janeiro Rodríguez, señaló que Duarte ordenó personalmente que todo lo relacionado con las operaciones de facturación se trataran directamente con el subsecretario de Administración y Finanzas, Juan Manuel del Castillo –actual diputado local del PRI-, sin embargo éste no pudo cumplir con lo ordenado, lo que derivó en que las empresas se quejaran pues no tenían forma de acreditar los recursos recibidos.

Las empresas señalaban que el gobierno dispersó importantes cantidades de dinero, pero Juan Manuel del Castillo no pudo materializar su facturación y las empresas no pudieron acreditar haber tenido una licitación, emitido factura o celebrar un contrato. por lo las empresas solo captaron los recursos del gobierno del estado, sin justificación legal alguna.

José Juan Janeiro Rodríguez, informó que avisó de todo lo anterior a Moisés Mansur –otro de los prestanombres- y vio a Javier Duarte en al menos tres ocasiones para solucionar este problema.

Advirtió que la transferencia de 350 millones de pesos de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) a empresas particulares, no tenía ninguna justificación en origen, y las empresas querían documentar las operaciones con una dependencia.

De acuerdo al testimonio, cuando Duarte se enteró de la situación, molesto señaló que le parecía increíble que Juan Manuel del Castillo no hubiera podido resolver el problema.

Posteriormente, Juan Janeiro Rodríguez se entrevistó con Juan Manuel del Castillo, donde este finalmente aceptó que el problema no tenía solución.

 

 

XEU